Transformando el DOLOR en PODER: “Recicla” lo peor de tu vida para que florezca lo mejo

El día más negro de mi vida fue un día celeste y soleado de primavera… Ese día me anunciaron que tenía cáncer.En el cielo las nubes tejían copos de esperanza blanca, pero en mi corazón se desataba una tormenta que lo opacaba. Hace diez años atrás me encontraba peleando a capa y espada por mi vida. Un tumor maligno se había alojado en mi seno izquierdo y quería expandirse a todo el cuerpo… era muy hábil y rápido, peleaba duro, hacia toda clase de artimañas para avanzar, no respeta nada ni oía los gritos de pánico y ¡piedad!…Ese tumor maligno me enseñó más de la vida que asistir a la universidad para hacer una maestría.El cáncer se llevó la mitad de mi pecho izquierdo y mucha basura de mi vida.Me amputaron un trozo de mi cuerpo, pero también de mi alma… y ese hecho de “soltar” tanto dolor fue el trampolín para comenzar una vida mejor.A más de diez años de ese episodio solo puedo agradecer, principalmente por tener vida y luego por vivirla en paz y libertad.Escribo este libro como testimonio de mi propia vida, para alentar y ayudar a otras personas que están pasando por adversidades. Porque si yo pude ¡tú también puedes lograrlo!El dolor no sirve si se guarda, solo es útil si es reciclado.Siempre podemos hacer algo bueno a partir de cualquier experiencia negativa.La mayoría de los seres humanos siempre tenemos una segunda oportunidad, y la mayoría de las veces esta segunda oportunidad depende de nosotros mismos, de tomar una gran decisión:¿Seguir llorando toda la vida por “eso” que nos pasó… o seguir adelante por una senda de crecimiento ilimitado reciclando el dolor para transformarlo en algo mejor?Porque la vida se recicla paso a paso y si comprendemos que todo puede mejorar podemos hacer grandes cambios positivos para llenar el mundo de optimismo.Si reciclas el dolor lo puedes transformar en AMOR.